23 de febrero de 2013


No tengo palabras para describir lo bonita que es,
lo mucho que la quiero.
Todos los días me hace feliz, me aparta de todo.
Ella no entiende de presión, angustia o agobio por los exámenes,
no sabe de dinero, corrupción ni egoísmo. 
Ella no habla.
 Es cariñosa, curiosa, inocente,
impaciente y glotona.
Con ella puedo estar sola y sentirme reconfortada.



"Mrrrrr mrrrr"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ñam ñam ¡Gracias por alimentarme! Estoy deseando saber lo que piensas.
Recuerda siempre hablar desde el respeto.
Acepto un poco de spam, algunos los borraré después de visitaros.