14 de abril de 2017

Reseña. Belleza Cruel ~ Rosamund Hodge

Cruel Beauty
Autor: Rosamund Hodge
Editorial: Ediciones Kiwi
Año publicación: 2014
Número de páginas: 346
Autoconclusivo
Formato: Kindle
Género: Fantástico, Juvenil

Desde su nacimiento, Nyx ha sido prometida al malvado gobernante de su reino por un trato temerario de su padre. Desde entonces han estado entrenándola para matarlo. Traicionada por su familia y obligada a obedecerla, Nyx clama contra su destino. En su decimoséptimo cumpleaños abandona todo lo que conoce para casarse con el todopoderoso e inmortal Ignifex. ¿Su plan? Seducirlo, desarmarlo y romper la maldición que pesa sobre su pueblo desde hace novecientos años. Pero Ignifez no es lo que Nyx esperaba: su encanto, seducción y su laberíntico  castillo la tienen cautiva. Mientras Nyx busca una forma de liberar a su pueblo se sentirá atraída por él.


Hoy os traigo la reseña de Belleza Cruel, una novela que publicó Ediciones Kiwi hace tres años y que me llamó la atención desde el momento en el que salió.

Belleza Cruel nos cuenta cómo la joven Nyx (nuestra protagonista) es empujada a su fatal destino desde antes de nacer, pues su padre hizo un maquiavélico trato con el demonio que mantiene sometido a su reino y el precio a pagar por este trato era una de sus dos hijas en matrimonio, y Nyx fue la elegida. Muchas jóvenes han pasado antes por esto y  ninguna ha sobrevivido mucho tiempo junto a Ignifex, por lo tanto la muchacha crece sabiendo que su fin está cerca, y para que su sacrificio no sea en vano, la familia de Nyx la prepara para asesinar al demonio y librar al reino de su "temible" presencia, pero en cuanto la joven conoce al malvado demonio las cosas empiezan a cambiar.

La historia tiene algún guiño a La Bella y la Bestia y Rumpelstinskin. Ignifex no tiene forma de bestia, de hecho es bastante atractivo (como todo buen demonio que se precie) y es muy seductor. La reta a un divertido juego en el que ella debe intentar adivinar su verdadero nombre, preguntándole cada noche: si ella lo acierta será libre, pero si falla morirá, existe una tercera opción que resulta ser no decir nada en absoluto y no pasa nada, nuestra protagonista no es tonta, así que cada vez que el demonio le pregunta ella coge sus cosas y hasta luego Maricarmen. La novela está llena de estos detalles, mientras Nyx trata de averiguar la forma de acabar con el demonio vamos explorando el castillo y sus innumerables estancias, vamos conociendo el contexto de la historia, ahondando en las raíces de los protagonistas y conociendo sus más ocultos secretos.

Algo que no he comprendido muy bien ha sido el batiburrillo de elementos que la autora introduce en la novela sin propósito alguno, como los Señores Bondadosos, que están pero no se sabe de dónde han salido (y a los cuales llaman Bondadosos, pero en realidad todo el mundo los odia porque son demonios y hacen el mal); la inexistencia de situación temporal histórica y a la vez la creencia en la mitología griega; la magia que realiza Nyx con los sellos que le enseña su padre, magia que en un principio cobra mucha importancia pero que luego desaparece de la historia y queda olvidada por completo... son algunos aspectos que creo que cojean un poco en la historia.

Por otro lado me ha gustado descubrir los entresijos, la autora mantiene el misterio todo el tiempo y elabora una curiosa paradoja en la que la protagonista se ve atrapada. Lo cierto es que me la he leído en poco tiempo, me ha enganchado bastante y la pluma de la autora es muy ágil, hace que las páginas se pasen volando.
También los personajes tienen potencial, son muy variopintos: Nyx es una joven muy conflictiva, porque ha crecido a la sombra de una hermana muy amada y es condenada a morir a manos de un demonio, además a su familia no parece importarle. Es un personaje que se debate entre sus principios y sus sentimientos reprimidos. Ignifex en un principio me pareció un personaje muy estándar y cargado de tópicos pero al final se acabó ganando mi cariño, así como Sombra, que es un personaje en la historia del cual no sabía qué esperar, muy impredecible. El padre de Nyx y su tía, dos tiranos camuflados.

Lo más interesante y de lo cual he disfrutado más en la historia es la doble moralidad y el protagonismo del karma en la historia: Ignifex es tachado por el reino como un vil demonio que hace el mal, pero él es un ser neutro, la gente le llama y acude a él para realizar tratos, los cuales suelen ser codiciosos y con mala intención. Él les concede lo que piden a cambio de algo, y todo acto conlleva su consecuencia.


En conclusión, Belleza Cruel es una lectura entretenida, cuyos protagonistas y misterios atrapan enseguida. Un libro que recomiendo si queréis desconectar y disfrutar de una lectura rápida.

¡Felices lecturas!

3 de abril de 2017

Reseña. La espada de cristal ~ Victoria Aveyard


 Glass Sword

  Autora: Victoria Aveyard
 Editorial: Océano Gran Travesía
 Año publicación: 2016
 Número de páginas: 544
 Trilogía
 Encuadernación: Tapa blanda con solapas
 Género: Distopía juvenil

 La sangre de Mare Barrow es roja (el color de la gente común), pero sus habilidades son plateadas. La corona asegura que es un milagro, una imposibilidad. Sin embargo, Mare sabe que hay otros como ella, Rojos con capacidades similares a la de los Plateados, así que comienza a buscarlos y a reclutarlos para unirse en la lucha contra el príncipe que la traicionó. Poco a poco, Mare se encontrará en una encrucijada mortal en la cual corre el riesgo de convertirse exactamente en la misma clase de horror que busca vencer.


Reseña libre de spoilers

Hoy os traigo la segunda parte de La Reina Roja, una lectura que gustó muchísimo y cuyo final me dejó con inmensas ganas de saber cómo iba a continuar.

Respecto a la historia tengo sentimientos encontrados, La espada de cristal ha resultado ser, en un gran porcentaje, un monólogo interno de la protagonista. Mare desea encontrar y salvar a los que son como ella, tiene un objetivo conciso que debe perseguir y le saldrán muchísimos obstáculos a su paso, pero también encontrará valiosos aliados que la acompañarán en su misión. Algo que podemos ver claramente es que Mare no puede confiar en nadie, cualquiera puede traicionarte.
La historia me ha gustado a ratos, en general el avance ha sido lento y tortuoso, creo que ha sido porque la autora se detiene demasiado en hacernos ver cuán perdida se siente Mare, la pobre muchacha tiene dentro de sí una vorágine de ira, miedo, arrepentimiento, necesidad de cariño, rechazo... una cacofonía de sentimientos negativos que la hacen perder la cordura poco a poco.

Mare deja de sentirse una heroína para verse convertida en un símbolo de violencia, algo que inspira temor, los demás la ven como un arma de doble filo que puede darles la victoria pero al mismo tiempo que puede volverse contra ellos. Ella es consciente y es un peso más en su espalda, lucha por quienes quiere, para acabar con los que le han hecho tanto daño a ella y a su pueblo, pero al mismo tiempo no puede fiarse ni de los suyos, tiene que protegerse a sí misma.
Encontramos a Cal en una situación muy similar, pues será sacado de su entorno y se verá rodeado de enemigos por todas partes, gente que no confía en él, es un traidor entre los suyos y, aunque al principio no desea permanecer junto a Mare, no le quedará más remedio que adaptarse. Desea vengarse y ese camino le lleva a una tortuosa lucha contra sus principios.

También tenemos a Shade, el hermano de Mare, un personaje que ha ido robando mi corazón poco a poco. Es fácil comprender por qué Mare le quiere tanto, es un trozo de pan y, aunque ella no sepa verlo (o no quiera), en él sí puede confiar. Farley es otro personaje destacado, para mi gusto desquiciante, es una joven impetuosa que nunca sabes por dónde va a salir. En unas ocasiones es la más razonable del grupo y en otras dan ganas de matarla.

Debo elogiar la pluma de la autora para crear giros inesperados, me gusta mucho cómo expone las escenas de acción. Consigue transmitir el ritmo frenético y la sensación de descontrol que pervive en una batalla  y recrea muy bien las emociones de los personajes.


Finalmente, me quedé satisfecha con el final. Victoria Aveyard sabe cómo colocarle la guinda al pastel y me ha dejado con ganas de descubrir qué sucederá. Si bien es cierto que han sido demasiadas descripciones para mí y eso me ha desanimado mucho, no dejo de recomendar la saga, espero con ganas el desenlace.