27 de julio de 2012

Infact

Aunque suene materialista debo sincerarme, desde que me compré la bicicleta, soy muy feliz. Saber que tengo esas ruedas alas en el garaje hace que me sienta muy libre.

Últimamente voy haciendo un "pinball" muy extremista con mis sentimientos y mi forma de comportarme, de sentirme delicada, pulcra, agradable, a darme asco. No es que sea de una forma u otra, es cómo quiero ser. Necesito inyectarme estabilidad emocional como sea.
Quitando el factor de que echo de menos a Maxi, mi situación familiar está en su mejor momento. Sería perfecto si ya se fuesen un par de días (de vez en cuando) de viaje. La independencia es algo que cada vez siento más cerca, pero no encuentro la forma de que funcione, o no hay lugar o (verdaderamente importante) no hay dinero. Espero que no tarde en llegar, la necesidad de independencia se me hace muy  urgente, y creo que se debe a que se acerca mucho a la "libertad".

(...)

Pausa de 20 minutos en los que he estado cantando, una muy mala costumbre (pregúntenle a mi madre), la cual me relaja, así que lo siento (en realidad no).

Cambiando de tema, ¡Hoy hubo olas en la playa! Pero no de las pequeñas, de las que, antes de llegar, te absorben como si quisieran arrancarte el bikini (cosa que...), ha sido genial. Parte mala: debo tener medio Mediterráneo en el cerebro haciendo de pecera para mi cerebro, porque cada vez que muevo la cabeza oigo un "glugluglugluPOP" dentro de mi. ¿Que el POP a qué viene? A que me pego con la palma de la mano en la oreja, a ver si por casualidad sale un alga o un Nemo perdido.

Por pedir podría salir el número del euromillón premiado para este viernes... por pedir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ñam ñam ¡Gracias por alimentarme! Estoy deseando saber lo que piensas.
Recuerda siempre hablar desde el respeto.
Acepto un poco de spam, algunos los borraré después de visitaros.